Los geckos son reptiles de tamaño pequeño que habita en ambientes húmedos, existen más de 50 especies diferentes.

Los geckos son los lagartos más pequeños y coloridos del mundo. La coloración de su piel cubierta de escamas suele ser brillante y llamativa.

Muchas especies tienen sus colas frágiles y estas se pueden romper con gran facilidad. Sus colas les sirven para equilibrar su peso, para subir las ramas, como depósito de grasa y como camuflaje. Algunas especies cuentan con almohadillas recubiertas de rígidos pelos en los dedos, que les permiten sujetarse a las superficies lisas y verticales. Se descubrió que tienen una glándula con la que excretan y absorben líquido, por eso es que son muy adheribles. Además, los dedos de sus patas de estos reptiles se doblan en dirección opuesta a la de nosotros los humanos.

 

RSS
Follow by Email